ClickCease Mejora de la seguridad de la red Linux: Defensa frente a amenazas

Tabla de contenidos

Únase a nuestro popular boletín

Únase a más de 4.500 profesionales de Linux y el código abierto.

2 veces al mes. Sin spam.

Proteger la red Linux: Comprender los vectores de ataque y las contramedidas

Artem Karasev

18 de septiembre de 2023 - Director de marketing de productos

Los sistemas operativos Linux se han hecho inmensamente populares entre los desarrolladores web, que crean aplicaciones en servidores, routers, teléfonos móviles e incluso algunos ordenadores de sobremesa. Estos sistemas operativos se eligen con frecuencia para alimentar bases de datos que albergan información sensible. Además, a menudo se asigna una potencia de cálculo considerable para su funcionamiento. Sin embargo, esta amplia utilización también los expone a una variedad de posibles vectores de ataque externos e internos. En este artículo, clasificaremos y profundizaremos en algunos de los vectores de ciberataque más frecuentes dirigidos contra la seguridad de las redes Linuxasí como exploraremos estrategias para contrarrestarlos eficazmente.

 

Vectores de ataque externos en redes Linux

 

Los vectores de ataque externos, en muchos casos, implican ataques de red que explotan vulnerabilidades en la implementación de la pila de protocolos TCP/IP, puertos abiertos de aplicaciones de red internas y escuchas de paquetes de red externos debido a cortafuegos de red mal configurados o vulnerabilidades en el software de red diseñado para su uso más allá del sistema informático. Los ataques que implican la explotación de vulnerabilidades conocidas en componentes de software y los ataques a la cadena de suministro, en los que los actores maliciosos se dirigen a vulnerabilidades en componentes o software de terceros que están integrados en el sistema, representan otras facetas significativas de los ataques externos. 

 

Fortaleciendo la seguridad de la red Linux con cortafuegos basados en host

 

Uno de los métodos eficaces para reforzar la seguridad de la red Linux es a través de un cortafuegos basado en host. En los sistemas operativos basados en el kernel de Linux, herramientas como iptables, ip6tables y arptables se han utilizado durante un tiempo. Estas herramientas hacen uso de la interfaz del núcleo Netfilter para establecer reglas de filtrado de paquetes.

 

En las distribuciones modernas, existe una implementación de cortafuegos de red más actualizada llamada nftables. Esta herramienta utiliza una nueva interfaz que permite cargar un sencillo código de máquina virtual en el núcleo, que se utiliza para manejar los protocolos IPv4, IPv6 y ARP a la vez.

 

Hoy en día, es preferible utilizar nftables, ya que iptables pronto dejará de estar soportado por las versiones modernas del kernel. Además, el código de iptables es mucho más complejo, y las reglas que permite crear son notablemente menos flexibles en comparación con las reglas generadas con nftables. Por otra parte, nftables ofrece un rendimiento mejorado, lo que aumenta la resistencia del sistema informático frente a ataques de denegación de servicio distribuidos (DDoS).

 

Estrategias de defensa contra ataques DDoS

 

Los ataques DDoS a redes Linux pueden tener consecuencias devastadoras. Estos ataques consisten en saturar una red, servidor o servicio con un inmenso volumen de tráfico procedente de múltiples fuentes, haciéndolo inaccesible a los usuarios legítimos. Los sistemas basados en Linux, a pesar de su robustez, no son inmunes a los ataques DDoS. Los atacantes pueden explotar vulnerabilidades, inundar las conexiones de red o emplear botnets para orquestar estos ataques. En respuesta, los administradores de redes Linux deben implementar medidas específicas de mitigación de DDoS. 

Para contrarrestar los ataques DDoS en redes Linux, puede emplear varios métodos eficaces. 

En primer lugar, es crucial implantar el filtrado de tráfico y la limitación de velocidad en el perímetro de la red. Esta estrategia permite descartar o limitar el tráfico procedente de fuentes sospechosas o excesivas, evitando que la red se vea desbordada por el tráfico malicioso. 

En segundo lugar, aprovechar una red de distribución de contenidos (CDN) puede ser muy beneficioso. Las CDN distribuyen el tráfico entrante entre varios servidores y centros de datos, dispersando eficazmente la carga y absorbiendo el impacto de los ataques DDoS. Esto garantiza que los usuarios legítimos puedan seguir accediendo a sus recursos incluso durante un ataque. 

Por último, considerar los servicios de protección DDoS basados en la nube proporcionados por proveedores de confianza es una elección prudente. Estos servicios se escalan automáticamente para absorber ataques a gran escala, ofreciendo una sólida defensa contra las amenazas DDoS.

 

Bloqueo del acceso SSH

 

Un vector de ataque importante a tener en cuenta es SSH (Secure Shell). SSH facilita el establecimiento de conexiones seguras y cifradas entre partes de confianza, utilizadas habitualmente para la configuración de servidores remotos, la transferencia de archivos y la supervisión. Por desgracia, SSH también ha ganado reconocimiento como objetivo de actividades maliciosas. Los atacantes suelen aprovechar las vulnerabilidades de SSH para instalar software de minería de criptomoneda o malware IoT en el sistema objetivo.

Para defenderse de los ataques SSH, es esencial bloquear la autenticación del usuario root y desactivar el inicio de sesión basado en contraseñas, permitiendo el acceso al sistema únicamente a través de la autenticación basada en claves. Emplee los algoritmos criptográficos más seguros disponibles, como cipher: aes256-gcm, mac: hmac-sha2-256, kex: curve25519-sha256, key: ecdsa-sha2-nistp521. Cifre todas las claves privadas con contraseñas seguras. Al cambiar la clave pública del servidor, es crucial que el administrador del sistema comunique este cambio con suficiente antelación a todos los usuarios.

 

Las vulnerabilidades del software como puerta de entrada del ransomware 

 

La explotación de vulnerabilidades en sistemas sin parches destaca como uno de los vectores de ataque más generalizados dirigidos contra seguridad de redes Linux. Los ataques de ransomware, por ejemplo, dirigidos a sistemas basados en Linux aumentaron un 75% en 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021. Mientras que el ransomware de Windows suele infectar al objetivo a través del correo electrónico, el de Linux aprovecha vulnerabilidades del sistema o fallos de servicio.

 

Lo que realmente asusta es que los servidores de bases de datos, servidores de archivos y servidores de correo electrónico de la mayoría de las organizaciones funcionan con Linux. Linux maneja la mayoría de las redes gubernamentales y militares de Estados Unidos, así como los sistemas financieros y bancarios, y es el sistema operativo más común en los sectores energético y manufacturero. Por tanto, si un atacante consigue acceder a un entorno Linux, lo más probable es que acceda a los sistemas y datos más críticos.  

 

La aplicación oportuna de parches de seguridad es una estrategia de defensa fundamental. Al abordar rápidamente las vulnerabilidades conocidas, las organizaciones pueden mejorar significativamente su resistencia a los ciberataques, incluido el ransomware, y reducir su superficie de ataque. 

 

Al mismo tiempo, las organizaciones tienen dificultades para parchear rápidamente sus sistemas Linux, ya que los parches de seguridad suelen requerir su reinicio. Y, teniendo en cuenta la naturaleza crítica de estos sistemas, mantener su funcionamiento continuo es de suma importancia. La mejor solución sería la tecnología live patching. Nos permite abordar vulnerabilidades u otros problemas críticos, en tiempo real, sin interrumpir las operaciones en curso. KernelCare Enterprisepor ejemplo, es la única solución del mercado capaz de aplicar parches en tiempo real a todas las distribuciones populares de Linux, proporcionando una solución sólida para la seguridad de las redes Linux. seguridad de redes Linux.

 

Vectores de ataque internos

 

Los vectores de ataque internos afectan a los usuarios de los sistemas de multipropiedad. Pueden lanzar software malicioso de forma inadvertida o intencionada. Por defecto, los sistemas operativos de la familia GNU/Linux emplean un sistema de control de acceso estándar heredado de UNIX. A pesar de su gran eficacia y facilidad de uso, tiene un inconveniente importante: un usuario propietario de un archivo puede concederse privilegios de ejecución y lanzarlo. Un proceso ejecutado obtendría inmediatamente acceso a todas las llamadas del sistema, lo que elevaría significativamente el riesgo de explotación con éxito de vulnerabilidades de primer día.

Sistemas avanzados de control de acceso

 

 

Los sistemas avanzados de control de acceso, como SELinux y AppArmor, se crearon para protegerse de las amenazas internas. Estos sistemas vienen como módulos del kernel y funcionan en modo privilegiado. Amplían el sistema integrado de control de acceso discrecional e implementan una capa adicional de control de acceso obligatorio. 

 

El sistema SELinux se utiliza en Red Hat, CentOSy Fedora. El sistema AppArmor fue desarrollado por Canonical y se utiliza en la distribución Ubuntu. Gracias a su simplicidad, este sistema puede integrarse fácilmente en otra distribución.

 

Los sistemas SELinux y AppArmor permiten establecer perfiles de seguridad en archivos individuales. Una de las características clave de estos sistemas es el filtrado de las llamadas al sistema. El administrador del sistema informático puede definir un subconjunto de llamadas al sistema necesarias para el funcionamiento del software de confianza y prohibir el uso de todas las demás llamadas al sistema. En caso de ataque por desbordamiento de búfer o ejecución remota de código, el uso de llamadas al sistema específicas para llevar a cabo los ataques se hace imposible.

 

Escalada de privilegios y seguridad del demonio

 

 

Los ataques internos suelen explotar el sistema de delegación de privilegios, sudo. Una mala configuración puede dar lugar a importantes oportunidades para que los usuarios del sistema informático escalen sus privilegios. 

 

Las directrices clave incluyen garantizar el uso de contraseñas para la autenticación y limitar la pertenencia al grupo privilegiado "wheel" únicamente a usuarios de confianza. Además, es crucial mantener siempre el sistema sudo actualizado con la última versión estable. Si hay algún demonio ejecutándose en el sistema, debería ser ejecutado por usuarios independientes con los privilegios mínimos necesarios. Esto reduce el impacto de ataques exitosos de ejecución remota de código. Además, se pueden emplear e implementar mecanismos de contenedorización utilizando systemd, que está presente en todas las distribuciones modernas de Linux.

 

 

Conclusión

 

La prevalencia de los sistemas operativos Linux en multitud de plataformas subraya su importancia en el panorama tecnológico actual. Sin embargo, este uso generalizado también los expone a una serie de amenazas internas y externas. Los riesgos potenciales que plantean tanto las acciones de los usuarios como los ataques externos a la red ponen de relieve la necesidad de estrategias de defensa sólidas. Así pues, salvaguardar la la seguridad de la red Linux es un esfuerzo continuo que exige vigilancia, adaptabilidad y la aplicación de las mejores prácticas para garantizar un entorno digital resistente y seguro.

Resumen
Mejora de la seguridad de la red Linux: Defensa frente a amenazas
Nombre del artículo
Mejora de la seguridad de la red Linux: Defensa frente a amenazas
Descripción
Aumente la seguridad de la red Linux con estrategias de expertos. Proteja los sistemas y datos críticos en un entorno digital resistente.
Autor
Nombre del editor
TuxCare
Logotipo de la editorial

¿Desea automatizar la aplicación de parches de vulnerabilidad sin reiniciar el núcleo, dejar el sistema fuera de servicio o programar ventanas de mantenimiento?

Más información sobre Live Patching con TuxCare

Conviértete en escritor invitado de TuxCare

Empezar

Correo

Únete a

4,500

Profesionales de Linux y código abierto

Suscríbase a
nuestro boletín