ClickCease Los riesgos de retrasar los parches: lecciones de los ciberataques

Tabla de contenidos

Únase a nuestro popular boletín

Únase a más de 4.500 profesionales de Linux y el código abierto.

2 veces al mes. Sin spam.

Los riesgos de retrasar los parches: lecciones aprendidas de los ciberataques más sonados

Rohan Timalsina

7 de agosto de 2023 - Equipo de expertos TuxCare

La ciberseguridad se ha convertido en una gran preocupación en el mundo digital actual, ya que la tecnología es la base de la mayoría de las empresas y de las operaciones diarias. Para reducir el riesgo de ciberataques, es crucial que las organizaciones sigan las mejores estrategias de defensa frente a las ciberamenazas. Por ello, todas las organizaciones deberían aplicar parches a tiempo para mejorar sus mecanismos de seguridad y defensa. 

Sin embargo, muchas organizaciones sufren retrasos en la aplicación de parches, lo que las deja vulnerables a las ciberamenazas. Son varios los factores que contribuyen al retraso en la aplicación de los parches, como una mala gestión de los mismos, la falta de recursos suficientes, la preocupación por el cumplimiento de las normativas y la ausencia de un calendario para el tiempo de inactividad.

En esta entrada del blog se analizarán los riesgos del retraso en la aplicación de parches, cómo el retraso o la aplicación incompleta de parches puede aumentar el riesgo de éxito de los ataques y las mejores prácticas para evitar estos riesgos mediante una gestión eficaz de los parches. 


Riesgos del retraso en la aplicación de parches en Linux

 

La aplicación de parches es el proceso de actualización de sistemas o programas informáticos para subsanar vulnerabilidades conocidas. Estos fallos pueden deberse a errores de codificación, ajustes de seguridad inadecuados o debilidades de seguridad detectadas en el software. La aplicación frecuente de correcciones en los servidores hace que los sistemas sean más resistentes a las cambiantes ciberamenazas y mejora la postura general de seguridad.

Retrasar la aplicación de parches puede acarrear los siguientes riesgos para las personas y las organizaciones.

Mayor riesgo de ataques exitosos: Este es un problema importante con el retraso en la aplicación de parches, ya que los sistemas quedan expuestos a vulnerabilidades conocidas y se convierten en un objetivo principal para los atacantes. Los atacantes suelen aprovechar estos fallos para obtener acceso no autorizado, robar datos confidenciales o interferir en las operaciones.

Interrupciones del funcionamiento y tiempos de inactividad: Además de vulnerabilidades de seguridadalgunas actualizaciones corrigen errores y problemas relacionados con el rendimiento. Un retraso en la aplicación de parches puede provocar problemas de rendimiento no resueltos, causando potencialmente interrupciones del servicio y tiempos de inactividad. Un tiempo de inactividad imprevisto puede provocar pérdidas económicas, una disminución de la producción y consumidores insatisfechos.

Disminución de la productividad y la eficiencia: Como ya se ha dicho, los sistemas sin parches pueden encontrarse con cuellos de botella en el rendimiento que tienen un impacto negativo tanto en la productividad como en la eficiencia. Los usuarios pueden enfrentarse a tiempos de respuesta lentos y funcionalidades reducidas, lo que obstaculizaría su capacidad para trabajar con eficacia. Toda la productividad y rentabilidad de una empresa pueden verse afectadas por esta ineficacia.

Cuestiones de conformidad: Específicos requisitos de cumplimiento y las normas de seguridad de datos se aplican a muchas industrias y organizaciones. Los retrasos en la aplicación de parches pueden dar lugar a incumplimientos, lo que puede acarrear sanciones, acciones legales o incluso la pérdida de licencias de explotación en algunas empresas.

Proceso de parcheado más largo y costoso: El proceso de aplicación de parches puede resultar más difícil cuanto más tiempo se deje un sistema sin parchear. La acumulación de actualizaciones a lo largo del tiempo puede prolongar el proceso de aplicación de parches y aumentar el tiempo de inactividad. Además, cuando se necesitan recursos y esfuerzos adicionales para hacer frente a una acumulación de parches, el coste de la aplicación de parches podría aumentar.



Ataques de gran repercusión debidos al retraso en la aplicación de parches

 

Los riesgos de retrasar la aplicación de parches son bien conocidos, y la historia nos ha enseñado esta lección por las malas a través de ciberataques de gran repercusión. Como ya hemos hablado de los riesgos de retrasar la instalación de parches, veamos algunos ciberataques de gran repercusión que son el resultado de retrasar la instalación de parches. 

Filtración de datos de Equifax

 

En 2017, la filtración de datos de Equifax saltó a los titulares cuando los hackers aprovecharon una vulnerabilidad de Apache Struts sin parchear, lo que les permitió robar los datos confidenciales de casi 150 millones de clientes. Esta vulnerabilidad permitió a los hackers ejecutar comandos con los privilegios del servidor web, permitiendo la ejecución completa de comandos remotos. Las secuelas de esta brecha resultaron muy perjudiciales para Equifax, con pérdidas cercanas a los 700 millones de dólares.

Filtración de datos de Marriott

 

En 2018, la filtración de datos de Marriott sacudió la industria hotelera cuando un sofisticado hackeo expuso un asombroso número de registros de clientes, entre 300 y 500 millones, de su sistema de reservas hoteleras. La causa raíz de esta importante violación de datos radicó en un software sin parches en un sistema que Marriott había adquirido previamente, concretamente la red de Starwood. Este descuido proporcionó un punto de entrada para que los piratas informáticos vulneraran el sistema y obtuvieran acceso a la vasta base de datos de clientes, lo que provocó una grave violación de la privacidad y la confianza de la comunidad afectada.

Filtración de datos de una empresa eléctrica Fortune-500

 

Una empresa anónima no respetó las prácticas esenciales de seguridad, al no aplicar parches de software críticos a su sistema de control físico durante un largo periodo, superior a un año. Como resultado, se puso en peligro el suministro eléctrico de millones de hogares, exponiéndolos potencialmente a graves consecuencias.

La causa subyacente de esta brecha procedía de un error de configuración que impedía que el sistema se actualizara automáticamente. Además, la empresa se enfrentaba a problemas por la falta de copias de seguridad, ya que el sistema estaba en proceso de desmantelamiento. Para evitar la aplicación manual de parches, que habría requerido un reinicio, la empresa tomó la desafortunada decisión de renunciar a las actualizaciones necesarias.

 

Cómo los parches pueden mitigar los riesgos de ciberataques

 

La aplicación de parches desempeña un papel crucial a la hora de garantizar la estabilidad y seguridad de los servidores e infraestructuras de una organización. Es uno de los métodos eficaces para reducir los riesgos de las ciberamenazas. Examinemos cómo la aplicación de parches puede ayudar a reforzar la defensa de su sistema contra los ciberataques.

Mitigación de vulnerabilidades: Las vulnerabilidades del software y del sistema operativo son un objetivo persistente de los ciberataques. Puede parchear inmediatamente las vulnerabilidades conocidas de sus sistemas Linux. Cerrar los posibles puntos de entrada con actualizaciones regulares de software y supervisión hace mucho más difícil que los delincuentes pirateen sus sistemas.

Protección contra exploits de día cero: Dado que el proveedor del software desconoce los fallos de seguridad, no hay parches para los ataques de día cero. Los atacantes que se aprovechan de estos fallos antes de que estén disponibles los parches o actualizaciones son habituales y no deben subestimarse. Retrasar la aplicación de parches puede exponer a las organizaciones a vulnerabilidades de día cero durante periodos más prolongados.

En el famoso ciberataque a Microsoft en 2021los piratas informáticos explotaron cuatro vulnerabilidades distintas de día cero, obteniendo acceso no autorizado a correos electrónicos e información sensibles de varias organizaciones. El ataque afectó a más de 30.000 empresas estadounidenses, desde pequeñas empresas hasta organismos públicos locales.

Protección contra ataques de ransomware: Los sistemas Linux pueden verse gravemente dañados por ciberataques como infecciones de malware y ransomware. Los fallos de software son aprovechados con frecuencia por el malware para entrar en las redes. Las actualizaciones periódicas del sistema y de las aplicaciones le ofrecen las protecciones de seguridad más recientes, evitando el malware y dificultando que los atacantes lleven a cabo sus cargas destructivas.

Protección de datos sensibles: Como administrador de sistemas Linux, conoce la necesidad de proteger los datos confidenciales guardados en sus máquinas. Un retraso en la aplicación de parches podría dejar estos datos vulnerables. Puede reforzar la seguridad de sus datos y reducir el peligro de acceso no autorizado y robo de datos aplicando meticulosamente las correcciones.

Aumento del rendimiento: Los parches introducen con frecuencia nuevas funciones y mejoras, además de corregir vulnerabilidades de seguridad. Mantener una infraestructura fluida y fiable depende de poder optimizar la funcionalidad y eficiencia de sus sistemas Linux.

Cumplimiento de los requisitos normativos: Con respecto a la ciberseguridad, varios sectores y organizaciones reguladoras tienen requisitos de cumplimiento únicos. Con frecuencia, el mantenimiento de estas normas requiere la aplicación rutinaria de parches. Demuestre la dedicación de su empresa a mantener un entorno seguro y legal manteniendo sus sistemas Linux parcheados de forma sistemática.

 

Razones comunes del retraso en la aplicación de parches y cómo superarlas

 

Hay una serie de factores que contribuyen al retraso en la aplicación de parches, pero estos problemas pueden resolverse con conocimientos y acciones proactivas. Examinemos algunas razones habituales del retraso en la aplicación de parches y cómo superarlas para evitar los riesgos que conlleva.

Problemas de compatibilidad: Es habitual preocuparse de que la instalación de parches pueda causar problemas con el software existente o las aplicaciones personalizadas, lo que podría afectar a las operaciones corporativas.

 

Solución:

Cree entornos de ensayo que reflejen los sistemas de las organizaciones para probarlos antes de implantar los parches en los entornos de producción. De este modo, podrá detectar y solucionar cualquier problema de compatibilidad antes de la implantación.

Mala gestión de los parches: La falta de recursos suficientes, como tiempo, personal y dinero, puede dar lugar a una mala gestión de los parches. La aplicación de parches puede recibir menos atención por parte de los equipos de TI, ya que están sobrecargados con otras actividades importantes. Algunas empresas pueden no apreciar plenamente el valor de la aplicación oportuna de parches o los riesgos potenciales de la omisión de parches de seguridad.

Solución: 

Configuración de una gestión automatizada de parches puede ayudar al personal informático a trabajar menos. Con la ayuda de la aplicación periódica de parches, las actualizaciones automáticas y la implantación simplificada, este método garantiza la aplicación rápida de parches con menos trabajo manual.

Cumplimiento normativo: Las organizaciones que operan en sectores muy regulados pueden retrasar la aplicación de parches por miedo a alterar los requisitos de cumplimiento o a enfrentarse a sanciones por incumplimiento.

 

Solución:

Colabore con los organismos reguladores y los expertos en cumplimiento de normativas para comprender la importancia de los parches y su impacto en el cumplimiento de las normativas. Implemente una estrategia de priorización de parches que aborde las vulnerabilidades de alto riesgo y garantice al mismo tiempo el cumplimiento de los requisitos de conformidad.

Tiempo de inactividad del sistema: El método convencional de parcheo de vulnerabilidades requiere reiniciar el sistema, lo que provocaría tiempo de inactividad o mantenimiento programado. Debido a la preocupación por el tiempo de inactividad del sistema y sus efectos en actividades cruciales, algunas empresas retrasan la aplicación de las correcciones.

 

Solución:

Programe el despliegue de parches para los fines de semana o las horas de menor actividad, cuando el uso del sistema es bajo. De este modo se reduce el efecto sobre las operaciones de la empresa y se dispone de tiempo suficiente para parchear y reiniciar el sistema.

Con KernelCare Enterprisepuede automatizar la aplicación de parches de seguridad al tiempo que mantiene el 100% del tiempo de actividad de sus servidores Linux. Esto significa que no tiene que programar el mantenimiento ni reiniciar el sistema mientras despliega los parches. KernelCare es compatible con las principales distribuciones de Linux y ha ayudado a más de 300.000 servidores a cumplir los requisitos de conformidad.

 

Buenas prácticas para una gestión eficaz de los parches que evite retrasos en su aplicación

 

Una infraestructura informática segura y robusta requiere una estrategia eficaz de gestión de parches que ayude a las organizaciones a adelantarse a las ciberamenazas, reduciendo la probabilidad de éxito de los ataques. Recomendamos las siguientes prácticas para prevenir los riesgos del retraso en la aplicación de parches y establecer una postura de seguridad sólida.

Política global de gestión de parches: Resuma el enfoque de la organización para gestionar los parches y cree una política detallada. Esto incluye especificar las funciones, responsabilidades y procedimientos para encontrar, probar y desplegar parches.

Análisis periódicos de vulnerabilidades: Realice análisis y evaluaciones rutinarias de vulnerabilidades en todos los sistemas y programas. Este enfoque preventivo ayuda a detectar posibles puntos débiles para que pueda priorizarlos y solucionarlos rápidamente.

Parches automatizados: Para que el proceso sea más eficaz, utiliza un sistema automatizado de gestión de parches que ayude a distribuirlos a tiempo por toda la infraestructura.

Pruebas antes del despliegue: Antes de aplicar los parches a los sistemas activos, pruébelos a fondo en un entorno de ensayo para detectar problemas de compatibilidad o repercusiones imprevistas.

Programe el despliegue de parches: Establezca un calendario rutinario de despliegue de parches que se ajuste a los requisitos operativos de su organización. Los parches deben aplicarse fuera de las horas punta o durante los periodos de mantenimiento para minimizar el impacto en las operaciones empresariales.

Reflexiones finales

 

Aplicar correcciones a los servidores Linux de forma regular es esencial para evitar los riesgos de un retraso en la aplicación de parches, así como una buena práctica. Para proteger la información confidencial, garantizar la continuidad del negocio y proteger la reputación de una organización, es esencial aplicar los parches a tiempo.

Las organizaciones pueden mejorar sus defensas de ciberseguridad y reducir sus posibilidades de ser blanco de ciberataques abordando las causas comunes del retraso en la aplicación de parches e implementando métodos proactivos. A través de la gestión proactiva de parches, los administradores de sistemas Linux tienen la capacidad de fortalecer la defensa de la ciberseguridad de su empresa. 

 

Resumen
Los riesgos de retrasar los parches: lecciones de los ciberataques
Nombre del artículo
Los riesgos de retrasar los parches: lecciones de los ciberataques
Descripción
En esta entrada del blog se analizarán los riesgos de retrasar la aplicación de parches y las mejores prácticas para evitarlos mediante una gestión eficaz de los parches.
Autor
Nombre del editor
TuxCare
Logotipo de la editorial

¿Desea automatizar la aplicación de parches de vulnerabilidad sin reiniciar el núcleo, dejar el sistema fuera de servicio o programar ventanas de mantenimiento?

Más información sobre Live Patching con TuxCare

Conviértete en escritor invitado de TuxCare

Empezar

Correo

Únete a

4,500

Profesionales de Linux y código abierto

Suscríbase a
nuestro boletín